IMAGENES RELIGIOSAS
esclavitud-2
clinica-abortista-2
pentecostes
La fiesta de Pentecostés no contaba con un ritual 
particularmente original, como las fiestas de Pascua, Año Nuevo o 
Tabernáculos. El sólo acto previsto era la oblación de las primeras 
gavillas de la siega. Cuando se espiritualizó la fiesta, su acto ritual 
característico fue la renovación de la Alianza. Actualmente, en el 
cristianismo, la fiesta nos ofrece la posibilidad de renovar la alianza, 
pasa a ser una acción de Dios que hace habitar en nosotros su 
Espíritu para asegurar su vida en nuestro cuerpo de carne y 
confirmar nuestra libertad. La ley cede el puesto al Espíritu. No se 
trata ya de que prometamos una nueva conformidad con una regla 
exterior, sino de ser dóciles a la ley interior, del Espíritu (Gá 5, 16). 
Y esa ley interior, que está en nosotros mismos es como un fuego 
que abrasa nuestra carne y que no hemos de dejar apagar (1 Tés., 
5, 19), como un vino que debe invadirnos y embriagarnos (Ef., 5, 
18) para que podamos vivir como verdaderos hijos de Dios, en la 
Iiberación total del pecado y de la regla exterior (Ga., 4-5; Rom., 
8).
Así entendida, la fiesta de Pentecostés es perfectamente 
solidaria de la Pascua. Cristo, nuevo Adán, recibió en Pascua el 
Espíritu de Dios, que le resucitó y le hizo Señor y Dios. Y ese mismo 
Espíritu nosotros le recibimos en Pentecostés, para poder 
mantenernos en estado de resucitados y de hijos de Dios. Pero 
vemos que el misterio de la fiesta se realiza y consuma en una 
actitud de fe.
El domingo de ramos simboliza para los catolicos la entrada de Jesus en Jerusalen y para los adultos en la fe la entrega de la palma del martirio y de la victoria frente a la muerte
IMAGENES DE LAS TRES RELIGIONES MONOTEISTAS .IMAGENES DE AMOR