IMAGENES RELIGIOSAS

Escándalos de la Iglesia

Me dicen: ¿Qué piensas de todos esos escándalos que están salpicando a tu amada Iglesia?
Pienso que si una persona no reza, si lleva doble vida, si no tiene fe, puede llegar a no saber más que pecar sin límites y convertirse en un pobre desgraciado, haciendo mucho daño a los pequeños esos que habla el evangelio y que más les vale colgarse una rueda de molino y lanzarse al mar que escandalizarlos, pero si a demás es sacerdote, no solo destruye la vida de inocentes, si no que hace un mal de magnitudes espantosas en la Iglesia y en la fe de muchos hermanos. Por eso no tengo ningún reparo en denunciar a esos sacerdotes y a sus pastores encubridores, ninguno, que quede claro, pues soy católico, pero no un borrego sin criterio.
La palabra obispo viene del griego y del latín episcopus, que tiene el significado de guardián o vigilante, y ¿Qué es lo que a un sacerdote le da la autoridad de ser este guardián y velador de su diócesis? Pues Dios sin duda, pero más que a través de un nombramiento, es a través de la fe, el celo por su Iglesia, y sobre todo su conducta humilde y servicial.
La autoridad la da el parecerse a Cristo, no el ser un acomodado, incapaz de servir, comilón y panzón, incapaz de haberte hecho jamás tu propia cama, como si fueras de una pasta superior, con vida ostentosa, acostumbrado al lujo, a que te besen la mano y te digan eminencia, pues si, menudas eminencias algunos..
Eminencias que tienen siempre prisa, que son incapaces de aterrizar la palabra de Dios en la asamblea, que se enrollan y hablan mucho pero no dicen nada, que les gustan caer bien a los políticos, que son incapaces de discernir cuando hay problemas o escándalos y mas que tomar decisiones a la luz del evangelio encubren y son cómplices , esto me apena y me enfada, los escándalos de los sacerdotes a los más pequeños son heridas de muerte de difícil reparación, y solo la misericordia de Dios puede ser benévola sobre semejante horror. El veneno suele ser siempre poca cantidad, (a Dios gracias), pero con poder de destruir todo un organismo vivo, así son los escándalos en la Iglesia. Eso es lo que pienso

Ricardo Pareja Meseguer.

Me dicen: ¿Qué piensas de todos esos escándalos que están salpicando a tu amada Iglesia?
Pienso que si una persona no reza, si lleva doble vida, si no tiene fe, puede llegar a no saber más que pecar sin límites y convertirse en un pobre desgraciado, haciendo mucho daño a los pequeños esos que habla el evangelio y que más les vale colgarse una rueda de molino y lanzarse al mar que escandalizarlos, pero si a demás es sacerdote, no solo destruye la vida de inocentes, si no que hace un mal de magnitudes espantosas en la Iglesia y en la fe de muchos hermanos. Por eso no tengo ningún reparo en denunciar a esos sacerdotes y a sus pastores encubridores, ninguno, que quede claro, pues soy católico, pero no un borrego sin criterio.
La palabra obispo viene del griego y del latín episcopus, que tiene el significado de guardián o vigilante, y ¿Qué es lo que a un sacerdote le da la autoridad de ser este guardián y velador de su diócesis? Pues Dios sin duda, pero más que a través de un nombramiento, es a través de la fe, el celo por su Iglesia, y sobre todo su conducta humilde y servicial.
La autoridad la da el parecerse a Cristo, no el ser un acomodado, incapaz de servir, comilón y panzón, incapaz de haberte hecho jamás tu propia cama, como si fueras de una pasta superior, con vida ostentosa, acostumbrado al lujo, a que te besen la mano y te digan eminencia, pues si, menudas eminencias algunos..
Eminencias que tienen siempre prisa, que son incapaces de aterrizar la palabra de Dios en la asamblea, que se enrollan y hablan mucho pero no dicen nada, que les gustan caer bien a los políticos, que son incapaces de discernir cuando hay problemas o escándalos y mas que tomar decisiones a la luz del evangelio encubren y son cómplices , esto me apena y me enfada, los escándalos de los sacerdotes a los más pequeños son heridas de muerte de difícil reparación, y solo la misericordia de Dios puede ser benévola sobre semejante horror. El veneno suele ser siempre poca cantidad, (a Dios gracias), pero con poder de destruir todo un organismo vivo, así son los escándalos en la Iglesia. Eso es lo que pienso
Ricardo Pareja Meseguer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

IMAGENES DE LAS TRES RELIGIONES MONOTEISTAS .IMAGENES DE AMOR